Rebelde y Creativa

Rebelde y Creativa

Portada FB de sherpadevida

Yo soy Rebelde y Creativa porque el uni-verso me ha hecho así… (se parece peligrosamente al título de una canción de los años 70 este comienzo…)

La gente llega a sus propias conclusiones sobre un artículo completo cuando lee sólo un titular. Son unos genios de la opinión, la verdad. Yo o me lo leo entero o no me leo ni el título. Pero vamos, yo soy muy rara.

Por si tú fuiste uno de esos pocos que superó el límite psicológico de las 3 primeras líneas,  permíteme compartir contigo una pequeña reflexión sobre lo que para mi, en este momento, significa, o evocan los términos Rebelde y Creativa, que he tomado prestados del diccionario para montar el logotipo.

Rebelde

Mi rebeldía no tiene nada en contra, no compite con nada, ni con nadie. Ni con ella misma. Se trata de una manera de estar el el mundo. Cuando digo que soy Rebelde, no tengo emigos, no estoy el lucha, no reivindico nada, ni siquiera un espacio o una manera de ser… Simplemente soy lo que no me queda otra… No tengo elección en esta tendencia natural a no sentirme a gusto siguiendo manadas, líderes, grupos, religiones, partidos políticos, dietas o modas. En un mundo que sigue la tendencia de mirar hacia afuera, yo tengo la curiosa manía, ya ves tú, de contemplar desde adentro.

Me importa un bledo lo que diga el diccionario sobre la palabra rebelde. Hace tiempo que el diccionario se me quedo chico. Ya no entro en definiciones porque me aprietan como corsés y no alcanzo más que con el silencio y la profundidad de la mirada y de la escucha a decir apenas nada. Simplemente exploro y experimento por derecho de nacimiento esa condición rebelde de ir hacia adentro en vez de seguir hacia afuera que me pulsa en las células, a seguir mi propia senda, que ni sé yo misma a priori cuál es.

Corro el riesgo de tomar decisiones y de hacer elecciones en base a una percepción y una motivación, que quizás no compartas, ni entiendas. ¡A veces no la entiendo ni yo!. No se trata de hacer lo que me da la gana, sino lo que amo, y lo cierto es que ¡no sé lo que voy a amar mañana muchas veces! Sí, claro que mis afectos familiares y amistosos son constantes, pero hay otras muchas cosas que se presentan para ser amadas y ponerse a su servicio….  El mundo me hizo rebelde para estar al servicio de la Vida. Rebelde, rendirse, receptividad… todo estos términos empieza por re y todos esos conceptos, sin ser exactamente lo mismo, no pueden darse los unos sin los otros.


Creativa

¿Se puede ser creativo sin ser rebelde? Me temo que no. Se puede ser prolífico en parir objetos o acciones, También se pueden vender cuadros a precios astronómicos en ferias de arte sin ser creativo y haciéndote pasar por rebelde o genuino, incluso. La creatividad implica una total rendición a responder en cada momento de la vida a lo que sea que ella nos traiga, y con lo que tengamos a mano, para cumplirlo. Si es que hay algo que hacer. El creativo sobre todo sabe del no-hacer. O del “hacer sin hacer”. Lo creativo es esencial, pues no le sobra ni le falta nada.

Lo Creativo es siempre más artesano que artístico. Más de andar por casa y menos de clamores o búsqueda del reconocimiento exterior. Creativa es cualquier persona como yo, que respira y se reconoce en su aliento como alguien infinitamente pequeño conectado a lo infinitamente grande. Creativo es girar la cuchara en la cazuela sabiendo que la estás girando. Creativo es quien cree que más allá de sus expectativas de crear algo concreto, la vida ya está usando sus manos para las caricias más dulces, para las tareas más simples, para poner los colores justos en cualquier lugar donde seas necesario para seguir construyendo esto que llamamos La Vida. Respirar es creativo. Mirar es creativo. Recibir es el comienzo de todo posible acto creativo. Porque ser Creativa para mi, no tiene más mérito ni menos privilegio que simplemente Ser y Servicio…

© V.Malvar, Sherpa de Vida, Rebelde y Creativa (2018)  www.victoriamalvar.com

Sherpa de Vida en modo traducción

Sherpa de Vida en modo traducción

Traducir: Sanar la herida de Babel de sherpadevida

Un Sherpa de Montaña hace fácil lo difícil a los montañeros audaces. Abre caminos y realiza tareas que para la mayoría parecerían titánicas con soltura, ligereza y determinación. Un Sherpa ha pasado cientos de veces por esas mismas cumbres en tantas condiciones adversas, que los riscos y los precipicios no son ya un desafío para él, sino parte de su hábitat natural. Un Sherpa de montaña (o de Vida, como es mi caso) ha abrazado la adversidad como parte consustancial de su existencia y, al carecer de juicio o predisposición negativa,  contra aquello que es “duro, malo, fuerte, peligroso, doloroso, negativo…” simplemente lo aborda con dosis de realismo y practicidad, aderezadas con toneladas de compasión. Lo aborda con genuina creatividad. Cuando pintan bastos ¡pues toca jugar con ellos! Digamos que mi especialidad es ayudarte a jugar con los bastos de la baraja de la vida de una manera rebelde y creativa (y amena, desde luego).

Como Sherpa de Vida, tengo el potencial de abrir senderos menos tangibles que los senderos del Himalaya, pero no por ello menos importantes en el día a día de muchas personas.  La mente, el cuerpo, o los quark y neutrinos que componen eso que solemos llamar espíritu, están buscando desbloquearse y fluir al propio ritmo natural. Cada uno al suyo. Si el Sherpa está conectado con su tiempo natural y el caminante al que acompaña se siente receptivo, sólo puede suceder el milagro de que cada uno se ajuste con su temporizador natural, con su entorno justo, con la percepción y la motivación que les haya sido dada y, desde allí, comience una nueva era de su existencia: la auténtica propia vida. Eso es lo que hago a veces en sesiones individuales, a veces en talleres presenciales o en línea y, a veces, traduciendo. Sí: traduciendo ¡Como lo oyes! Traducir no sólo es sanar la herida de Babel, sino abrir vías de comprensión para sanar cuerpos, mentes y espíritus.

Uno de los servicios que ofrezco como Sherpa de Vida es justamente ese: traducir. Concretamente del Inglés o el Italiano, al español. Es una forma de abrir caminos y hacer “fácil lo difícil” a otros que, o bien no entienden la otra lengua, o que conociéndola prefieren leer sobre determinados temas en la suya propia. Leer en la propia lengua es hablarle a las propias células con el lenguaje natural en que han sido condicionadas para lo “bueno”… y para lo “peor”. Así que tanto para aprender como para desaprender a un nivel profundo y celular, mi sugerencia es siempre la misma: si puedes, lee en tu propia lengua. El mensaje llegará más adentro.

En este momento me encuentro traduciendo un libro que tiene dos características bien interesantes y resonantes con el sendero de individuación que tanto me apasiona. La primera, es que se trata de un libro para prácticar por uno mismo, lo que va aprendiendo, lleno de ejemplos prácticos. Es entretenido y dispone de herramientas en línea gratuitas para enriquecer la experiencia. Entre ellas ofrece una aplicación que nos permite mirar en nuestras relaciones sin juicio y con mucha compasión: desde el respeto por quien somos y por quienes son, en verdad, los otros con los que nos vinculamos. Conocerse para amarse. Conocerse para amar. Todas las relaciones son imposibles desde cualquier idea condicionada de perfección mental y por eso, precisamente, también cualquier relación es posible en la práctica, desde una perspectiva mecánico-vincular. Desde luego, cada relación da de sí lo que da, ni más ni menos. Pedirle peras al olmo no ha sido nunca una estrategia inteligente ni realista.

De momento os dejo con el misterio, sin desvelar aún el título, cosa que llegará a su debido tiempo.. El libro se publicará en Amazon tanto como e-book como en libro de formato clásico y estará a la venta en todo el mundo en unos meses también en español.

Entre otros proyectos de traducción que he realizado, te invito hoy a visitar uno en concreto, Las Claves Genéticas, que tiene su propio sitio web. Un libro de sabiduría arquetípica.

Si tienes un proyecto o libro que habla en inglés o italiano y que te gustaría ponerlo al servicio de otros muchos seres humanos, sanando la herida de Babel, estoy aquí mismo para ayudarte. Podemos establecer diversos tipos de acuerdos y condiciones para la colaboración y la co-creación expansiva.

© V.Malvar, Sherpa de Vida, Rebelde y Creativa (2018)  www.victoriamalvar.com

Mercurio en retrogradación

Mercurio retrógrado de v.malvar
Varias veces al año, el planeta Mercurio se nos pone retrógrado, lo que trae como consecuencia tiempos pesados, retrasos, donde todo va más lento y la comunicación tiende a fluir con dificultad a muchos niveles.

Con el tiempo, mi experiencia se ha ido refinando y apunto en mi agenda, al comienzo de cada nuevo año, los períodos de retrogradación de Mercurio con aviso sonoro en mi agenda. He de decir que me ha resultado muy útil.

Como Mercurio retrógrado comienza a hacernos sentir sus influjos unos días antes de empezar la retrogradación, cuando veo que empiezan a darse patrones de retraso a mi alrededor, miro la agenda y no falla: su advenimiento está cerca.

He aquí una lista de consejos prácticos para superar este período que se avecina con éxito y ligereza. Espero te sea útil en las próximas semanas.

Mercurio retrógrado es tiempo de:

1.- Renunciar a la perfección.

2.- Ante la duda, pensar en positivo.

3.- Permanecer abierto al cambio, al retraso y a los malos entendidos.

4.- Realizar y encajar las críticas con cuidado.

5.- Evitar que se interrumpa la comunicación.

6.- Tener cuidado al firmar o al comprometerse con algo/alguien. Si es posible, firmar mejor papeles cuando pasa la retrogradación.

7.- Despertar mi perspicacia interna.

8.- Viajar, moverme, me ayuda a procesar pensamientos.

9.- Impedir que la rutina limite mi potencial creativo.

10.- Llevar un diario durante este período.

11.- Evitar quemarme de agotamiento.

12.- Contemplar las cosas a lo grande.

13.- Acordarme de hablar y dialogar.

14.- Prestar atención a mi salud.

15.- Analizar menos, para evitar la parálisis mental.

16.- Hacer elecciones provechosas en los negocios y el trabajo.

17.- No dejar para mañana lo que puedo hacer hoy.

18.- Pedir ayuda si me atasco

19.- Evitar caer en las trampas del sentimiento de culpa.

20.- Liberar y expresar mi energía creativa.

21.- Dejar de esconderme tras mi intelecto.

22.- Equilibrar trabajo y ocio.

23.- Sonreír y apostar por el buen humor.

Lista basada en la lectura de textos de Bernie Ashma sobre el tema y en mis experiencia con Mercurio Retrógrado.

(C) Sherpa de Vida, Rebelde y Creativa, 2018

Cada vez…

Cada vez…

“Cada vez que sueñes con un mañana más inclusivo, un futuro más armonioso, una Tierra más equilibrada y hermosa o una espiritualidad que conecte a cada ser vivo con Dios;

cada vez que te abras y permitas que Dios se encarne en tu ser;

cada vez que vislumbres un futuro un poco más completo que el actual; cada vez que imagines una actividad humana (desde la educación hasta la crianza, la medicina, el gobierno y el derecho) organizada de manera más inclusiva e integral;

cada vez que mires a los ojos de un niño, quizás tu propio hijo, y le desees un futuro más amoroso, compasivo, cuidadoso y respetuoso; cada vez que le veas sonreír en el aura resplandeciente de un mañana más abarcador:

cada vez que pienses en un momento un poco más completo que el anterior;

cada vez que adviertas las pautas que conectan fragmentos separados;

cada vez que atisbes un futuro en el que los hijos de Dios no se vean juzgados en términos limitados, sino kósmicos;

cada vez que tomes una decisión que esté a favor de la mejora de la humanidad y de todos los seres vivos;

cada vez que veas recomponerse las piezas rotas y fracturadas y unirse a los seres humanos en un abrazo más amoroso y abarcador,

y cada vez que anheles un mañana un poco más unificado e inclusivo que el actual;

cada vez que hagas algo así, estarás contribuyendo, de manera directa, inmediata e inevitable, a la creación de objetos integrales internos que se almacenarán en el depósito kósmico real, añadiendo unos milímetros al tamaño del tsunami que ya está encaminándose en esta dirección”.

(C) Ken Wilber “Meditación Integral”

El Sendero de Individuación

El Sendero de Individuación

La Vida es un misterio y un tiempo diseñado para el proceso de individuación, de venir a ser quien uno Es intrínseca y potencialmente. Así lo definió en su día Carl Gustav Jung, dejando claro que el sendero de la individuación no contempla el Yo como ego, sino como Ser de potencialidad.

El sendero de individuación comienza en la cuna y termina el día que abandonamos el cuerpo. Es un proceso de refinamiento, maduración y despertares encadenados que nos van llevando a altitudes cada vez más elevadas de la consciencia. En ese sentido es un proceso jerárquico de integración. Cada vez expandimos la consciencia integramos los niveles inferiores y seguimos abiertos al misterio perceptivo que nos deparan los superiores. Por lo tanto, se necesita mucha auto-compasión y mucha humildad para moverse en los arcanos senderos de la Vida consciente.

Conviene resaltar que individuación no tiene que ver con aislamiento ni retraimiento del mundo, sino todo lo contrario. Un ser realmente individuado sostiene una presencia consciente y una conexión profunda con todos y con todo. Está en total servicio. Un servicio total que significa que sabe qué tipo de receptor de información cósmica y qué tipo de transmisor de esa misma información es. Un ser individuado conoce y permite que esas funcionalidades sucedan de forma consciente y eficiente. No hay proceso de individuación posible sin una correcta recepción de la información cósmica en la unidad de tus cuerpos y multidimensiones.

Por lo tanto, individuación difiere del concepto de individualismo que, por el contrario, se trataría de un proceso egoíco de aislamiento y negación de nuestra verdadera naturaleza de servicio y de nuestra pertenencia al colectivo humano. Realizar la propia naturaleza en su máxima expresión posible a nivel multidimensional, individuarse, es un proceso titánico desde la perspectiva intelectual, porque en sociedades actuales tan homogeneizadas es toda una proeza, aunque sea algo natural desde la consciencia transpersonal del Espíritu que nos anima.

Al saber quienes somos en esencia y qué función se nos ha encomendado en esta vida, surge un sentimiento de seguridad y de rendición al papel que representamos dentro de la colectividad que nos reconcilia y relaja.

El ser individuado es la única posibilidad de salvación del mundo

Curiosa y paradojicamente, uno no realiza este proceso de individuación hasta que no se distancia de la colectividad y se reconoce como un ser genuino y diferenciado. Para ello es necesario atravesar un proceso de decondicionamiento o deshomogeneización, no siempre aceptado por una masa no-pensante y no-individuada que se siente cómoda favoreciendo procesos egoicos. En la homogeneización, la masa ha llegado a sentir una falsa sensación de seguridad en su insana manifestación actual: una situación donde la mayoría de los seres han perdido la ocasión de contribuir de forma única para acomodarse en la repetición de modelos y tendencias y han lastrado su energía vital a formas en las que encajan a la fuerza, pero a las que no pertenecen. Algo así como completar un ajo al que le falta un diente con un gajo de mandarina… Sólo basta mirar alrededor y ver en qué estado y estadio nos movemos.

Sin embargo, un individuo no es verdadero individuo, ni persona en un sentido pleno, hasta que no despierta del sueño de la homogeneización y realiza la individuación. En ese momento se torna en un ser humano autorealizado y despierto (awareness en inglés)

La humanidad siempre se beneficia profundamente de los procesos de individuación que llegan a completarse, pues son iluminantes. Son catárticos y catalizadores de hondas transformaciones multidimensionales. Sin embargo, la sociedad actual homogeneizada detecta a menudo como peligrosos a aquellos individuos que tiene el valor de contemplarse, mirarse y auto realizarse. No entiende que no quieran pertenecer a esa masa informe de gente que se siente cómoda pareciéndose demasiado. Se necesita coraje para un viaje de este tipo.

 

Quien no se ama a sí mismo en primer lugar, es sólo una mercancía, una moneda de cambio.
V.M, Sherpa de Vida

 

El humano individuado, en el seno de su existencia y dentro del marco de la propia estructura psíquica, habrá de dar respuesta a los problemas que sufren sus coetáneos, problemas que la humanidad siempre ha temido afrontar debido a un concepto de pertenencia ancestral equivocado que nos mantiene alejados de nuestra voz interior. Así es como al negar nuestra individualidad y funcionar mecánicamente en masa, llenos de miedo, nos dañamos y caminamos hacia nuestra extinción en el dolor físico, mental y emocional.

La individuación es, pues, un continuo flujo de autorrealización que no parte de un concepto abstracto de deber, sino de la propia disposición natural o mensaje genético humano y que no consiste en dejar de ser naturaleza para llegar a ser otra cosa, pues el estado más natural de la persona individuada es llegar a personificar la figura del sabio iluminado, del despierto, del hombre y la mujer completos, rebeldes, únicos, creativos.

El ser individuado es la única posibilidad de salvación del mundo en este momento histórico, pues es  el único capaz de gestionar y sortear con madurez y creatividad la era de desafíos en que estamos inmersos hoy como consecuencia de una gestión infantil e insuficiente de nuestra emocionalidad y de nuestra humanidad.

El proyecto de La Práctica de Coherencia Integral, los servicios individuales y los talleres que ofrecemos, todo el contenido que vas a encontrar en este sitio, va encaminado a que completes y disfrutes de tu propio Sendero de Individuación, con coherencia. Es decir, en un total respeto por tu configuración única y tu función en el engarce de tejidos humanos y divinos que es el enigma de la Vida.

 

Salud y Presencia

Salud y Presencia

Salud y presencia van unidas

 

La salud se da cuando el alma puede respirar tranquila y profundamente, cuando estamos en sintonía con nosotros mismos y fluimos con la vida.
Estar sano quiere decir estar en continuo contacto con uno mismo, sentirse, también encontrar el tiempo de parar y contemplar la propia vida y percibir qué es lo adecuado para uno. En otras palabras: estar presente.

Peter Bourquin