Rebelde y Creativa

Rebelde y Creativa

Portada FB de sherpadevida

Yo soy Rebelde y Creativa porque el uni-verso me ha hecho así… (se parece peligrosamente al título de una canción de los años 70 este comienzo…)

La gente llega a sus propias conclusiones sobre un artículo completo cuando lee sólo un titular. Son unos genios de la opinión, la verdad. Yo o me lo leo entero o no me leo ni el título. Pero vamos, yo soy muy rara.

Por si tú fuiste uno de esos pocos que superó el límite psicológico de las 3 primeras líneas,  permíteme compartir contigo una pequeña reflexión sobre lo que para mi, en este momento, significa, o evocan los términos Rebelde y Creativa, que he tomado prestados del diccionario para montar el logotipo.

Rebelde

Mi rebeldía no tiene nada en contra, no compite con nada, ni con nadie. Ni con ella misma. Se trata de una manera de estar el el mundo. Cuando digo que soy Rebelde, no tengo emigos, no estoy el lucha, no reivindico nada, ni siquiera un espacio o una manera de ser… Simplemente soy lo que no me queda otra… No tengo elección en esta tendencia natural a no sentirme a gusto siguiendo manadas, líderes, grupos, religiones, partidos políticos, dietas o modas. En un mundo que sigue la tendencia de mirar hacia afuera, yo tengo la curiosa manía, ya ves tú, de contemplar desde adentro.

Me importa un bledo lo que diga el diccionario sobre la palabra rebelde. Hace tiempo que el diccionario se me quedo chico. Ya no entro en definiciones porque me aprietan como corsés y no alcanzo más que con el silencio y la profundidad de la mirada y de la escucha a decir apenas nada. Simplemente exploro y experimento por derecho de nacimiento esa condición rebelde de ir hacia adentro en vez de seguir hacia afuera que me pulsa en las células, a seguir mi propia senda, que ni sé yo misma a priori cuál es.

Corro el riesgo de tomar decisiones y de hacer elecciones en base a una percepción y una motivación, que quizás no compartas, ni entiendas. ¡A veces no la entiendo ni yo!. No se trata de hacer lo que me da la gana, sino lo que amo, y lo cierto es que ¡no sé lo que voy a amar mañana muchas veces! Sí, claro que mis afectos familiares y amistosos son constantes, pero hay otras muchas cosas que se presentan para ser amadas y ponerse a su servicio….  El mundo me hizo rebelde para estar al servicio de la Vida. Rebelde, rendirse, receptividad… todo estos términos empieza por re y todos esos conceptos, sin ser exactamente lo mismo, no pueden darse los unos sin los otros.


Creativa

¿Se puede ser creativo sin ser rebelde? Me temo que no. Se puede ser prolífico en parir objetos o acciones, También se pueden vender cuadros a precios astronómicos en ferias de arte sin ser creativo y haciéndote pasar por rebelde o genuino, incluso. La creatividad implica una total rendición a responder en cada momento de la vida a lo que sea que ella nos traiga, y con lo que tengamos a mano, para cumplirlo. Si es que hay algo que hacer. El creativo sobre todo sabe del no-hacer. O del “hacer sin hacer”. Lo creativo es esencial, pues no le sobra ni le falta nada.

Lo Creativo es siempre más artesano que artístico. Más de andar por casa y menos de clamores o búsqueda del reconocimiento exterior. Creativa es cualquier persona como yo, que respira y se reconoce en su aliento como alguien infinitamente pequeño conectado a lo infinitamente grande. Creativo es girar la cuchara en la cazuela sabiendo que la estás girando. Creativo es quien cree que más allá de sus expectativas de crear algo concreto, la vida ya está usando sus manos para las caricias más dulces, para las tareas más simples, para poner los colores justos en cualquier lugar donde seas necesario para seguir construyendo esto que llamamos La Vida. Respirar es creativo. Mirar es creativo. Recibir es el comienzo de todo posible acto creativo. Porque ser Creativa para mi, no tiene más mérito ni menos privilegio que simplemente Ser y Servicio…

© V.Malvar, Sherpa de Vida, Rebelde y Creativa (2018)  www.victoriamalvar.com

Mercurio en retrogradación

Mercurio retrógrado de v.malvar
Varias veces al año, el planeta Mercurio se nos pone retrógrado, lo que trae como consecuencia tiempos pesados, retrasos, donde todo va más lento y la comunicación tiende a fluir con dificultad a muchos niveles.

Con el tiempo, mi experiencia se ha ido refinando y apunto en mi agenda, al comienzo de cada nuevo año, los períodos de retrogradación de Mercurio con aviso sonoro en mi agenda. He de decir que me ha resultado muy útil.

Como Mercurio retrógrado comienza a hacernos sentir sus influjos unos días antes de empezar la retrogradación, cuando veo que empiezan a darse patrones de retraso a mi alrededor, miro la agenda y no falla: su advenimiento está cerca.

He aquí una lista de consejos prácticos para superar este período que se avecina con éxito y ligereza. Espero te sea útil en las próximas semanas.

Mercurio retrógrado es tiempo de:

1.- Renunciar a la perfección.

2.- Ante la duda, pensar en positivo.

3.- Permanecer abierto al cambio, al retraso y a los malos entendidos.

4.- Realizar y encajar las críticas con cuidado.

5.- Evitar que se interrumpa la comunicación.

6.- Tener cuidado al firmar o al comprometerse con algo/alguien. Si es posible, firmar mejor papeles cuando pasa la retrogradación.

7.- Despertar mi perspicacia interna.

8.- Viajar, moverme, me ayuda a procesar pensamientos.

9.- Impedir que la rutina limite mi potencial creativo.

10.- Llevar un diario durante este período.

11.- Evitar quemarme de agotamiento.

12.- Contemplar las cosas a lo grande.

13.- Acordarme de hablar y dialogar.

14.- Prestar atención a mi salud.

15.- Analizar menos, para evitar la parálisis mental.

16.- Hacer elecciones provechosas en los negocios y el trabajo.

17.- No dejar para mañana lo que puedo hacer hoy.

18.- Pedir ayuda si me atasco

19.- Evitar caer en las trampas del sentimiento de culpa.

20.- Liberar y expresar mi energía creativa.

21.- Dejar de esconderme tras mi intelecto.

22.- Equilibrar trabajo y ocio.

23.- Sonreír y apostar por el buen humor.

Lista basada en la lectura de textos de Bernie Ashma sobre el tema y en mis experiencia con Mercurio Retrógrado.

(C) Sherpa de Vida, Rebelde y Creativa, 2018