Canalización de la energía, momento a momento. BaanTu 2.0

Canalización de la energía, momento a momento. BaanTu 2.0

En BaanTu 2.0 los tránsitos se muestran en color ROJO
Es muy interesante observar nuestros flujos energéticos, sin juzgarnos por hacer más o menos, o de una forma o de otra en diferentes momentos. Con la Gráfica de BaanTu podemos comprender qué es lo que el Programa busca de nosotros en cada momento. Desde luego la experiencia me dice que la vida no nos quiere ni nos necesita todos los días igual de productivos o de enfocados en tal o cual tarea, aunque tengamos definidos algunos aspectos, que son constantes, en lo que respecta a los temas de interés donde enfocar energéticamente la atención y la acción de nuestro propio Ser.

Hace poco más de un mes y por algunas semanas, unos tránsitos concretos me tuvieron pegada a la silla, traduciendo a un ritmo muy fuerte, aún cuando no había fecha de entrega cerrada, ni fija… Pero, por alguna razón, el Programa me dotó de energía para perseverar y para trabajar arduamente, sin cansarme, por unas cuantas semanas. Ese ritmo no es habitual en mi y no sería ni siquiera saludable mantenerlo por mucho tiempo. Pero confié en él, ya que me sentía bien y me pasé un montón de horas sentada ante el computador trabajando con una intensidad increíble… Un cuerpo diseñado para el Exito (Triángulo-1) es un cuerpo dispuesto a hacer este tipo de sacrificios. Estaba traduciendo un libro que tiene mucho que ver con la expansión de la conciencia cósmica en la comunidad, y ese servicio me anima naturalmente de manera permanente, tanto por acabar mis tareas con éxito, como por entregar un servicio a otros. Así que mi valoración de ese esfuerzo, mi natural cognición, me apoyaban en ello. Así fue que yo misma le puse una fecha de entrega y la cumplí al 100%

Cuando acabé y puse todo en manos del proceso editorial, donde también tenía que participar en las revisiones de pruebas, supe que de no haber entregado la traducción de La Profecía de Ra Uru Hu en la fecha que yo misma había fijado, habría tardado más de un año en salir al mercado, porque el editor no iba a estar disponible para realizar ese trabajo desde el 1º de mayo… Sin embargo, gracias a esa perseverancia y trabajo duro, el proceso editorial se realizó en un tiempo breve, y el libro ya está a la venta desde la mitad de abril. Pero hasta ese momento, yo era totalmente ajena a estas condiciones temporales… Cuando me lo dijeron, se me dibujó una sonrisa. Uno entiende el sentido de por qué hace lo que hace y cómo lo hace, a veces mucho tiempo después… y a veces nunca ;-) Cosas del Programa, de los Neutrinos y, en mi caso, de cuántas de mis Entradas Vitales estaban activas en cada momento, por Tránsitos o Personas, durante aquellos meses.

Miremos lo que cuenta mi Gráfica sobre mi disponibilidad energética hoy (7 mayo, 2019)  Puedes escribir mi nombre y verla aquí, en el software de BaanTu 2.0). Habitualmente sólo una de mis Entradas Vitales está permanente activa, pero por unas horas, tres de mis Entradas Vitales, lo están, gracias a los tránsitos (en color Rojo), activando mi mente de diferente manera durante este tiempo. También puedes explorar qué te está contando hoy la Gráfica a ti, a través de los Tránsitos…

La calidad y cantidad de mi energía para canalizar en acciones hoy es diferente, está más enfocada a enriquecerse, a jugar con diferentes aspectos, impulsada a compartir lo que sabe, y a saber lo que comparte… y a perseverar en el servicio por algunas horas más…
La programación de los neutrinos y la interacción con otros seres afina, momento a momento, el enfoque de nuestra energía y el arribo de oportunidades y situaciones, de manera sincrónica y serendípica… (me acabo de inventar el «palabro».), mientras que nuestra cognición, permanece constante. No nos podemos equivocar si no la traicionamos con transferencias y falsos reflejos.

Las Entradas Vitales de cada Gráfica son 4 y aparecen señaladas con luz de neón. A través de ellas canalizamos el 70% de la energía vital. Por eso, es bien importante observar en una Gráfica cuántas de sus Entradas vitales están activas permanentemente y cuántas están pendientes de tránsitos o conexiones para activarse. Nos dicen mucho de cómo esa persona está más o menos enfocada al trabajo en equipo o a establecer colaboraciones y de qué tipo, de cómo esa persona gestiona su energía en diversos momentos, etc. etc. Nunca volvemos a ser la Gráfica que muestra la impronta de nacimiento, aunque no dejemos de ser aquella Gráfica. Parece una paradoja, y de alguna manera lo es.

Este tránsito actual o cualquier otro (se refleja en la Gráfica en color Rojo presionando el botón TRÁNSITO) no quiere decir que yo tenga que actuar o decir «sí» a cualquier persona que llegue con la Entrada 3 activada y despierte mi Entrada Vital 60, por poner un ejemplo…. Sin duda, un Tránsito planetario es una «orden mayor» del Programa y se procesa, desde mi percepción, de un modo diferente, más natural  –y hoy la Entrada 3 la activa el planeta Mercurio, que impulsa la comunicación– (así que no casual que yo esté escribiendo este post después de algunas semana sin hacerlo…). Es en la integración del (aparente) binomio cuerpo-mente, que debo decidir si un impulso de acción o la toma de una decisión de cualquier tipo es adecuado para mi en este precioso momento, con esa persona concreta… o no. Y luego ver si la vida me quita el flujo vital o, si por el contrario, me permite seguir por ese camino de acción… Esa es una forma de saber si estamos escuchando correctamente las señales…. En todo esto, la Gráfica de BaanTu nos da muchas pistas, día a día, y nos ayuda a conseguir una integración natural cuerpo-mente, libre de juicios, propios o ajenos, que son siempre condicionados.
Contemplar y seguir las serendipias… ¡Vaya juego interesante y dinámico que es vivir…!

(C) 2019 Victoria Malvar /  El Sendero de Individuación
Traductora de BaanTu al español. Certificada por la Academia BaanTu 2.0 (2017 y 2018)
WEB: www.baantu.com
@LaProfecíaDeRaUruHu (FB) / @BaanTuenespanol (FB) /  #BaanTuES (INSTAGRAM)

La profecía de Ra Uru Hu, de Steve Rhodes. Cosmología 2.0

La profecía de Ra Uru Hu, de Steve Rhodes. Cosmología 2.0

La profecía de Ra Uru Hu, de Steve Rhodes
Cosmología 2.0 de BaanTu

 

 

“Lo que me fascino de la Cosmología del Rave fue darme cuenta de lo que había antes del comienzo. Y todo comenzó sin una Divinidad; no había ningún Dios.

Allí comenzó a acrecentarse mi comprensión sobre la verdadera naturaleza de lo que significaba la palabra intención. Hemos estado tan abrumados por la idea que nos inculcaban nuestras filosofías sobre la supuesta intención de la totalidad; se nos ha lavado tanto el cerebro y homogeneizado con un universo con intención, que cualquiera que se atreva a decir lo contrario, se convierte en un objetivo dentro de esta locura que caracteriza al mundo homogeneizado.

Hay que ser muy cuidadoso con el terreno que se pisa para sugerir que no había sólo un único y gran poder antes del comienzo de todo, manejándolo todo dar inicio a este viaje. Pero, sin embargo, la Cosmología del Rave nos explica que al principio no había una gran intención. Ahí radica la magia de la serendipia de lo que pueda pasar, de todo lo que puede llegar a suceder.»

Ra Uru Hu

Acaba de salir a la venta la versión española de La Profecía de Ra Uru Hu, una versión condensada y esencial, en formato de libro de bolsillo, de la visión cosmológica de Ra, el fundador del SDH, compilada y pasada por el filtro esencial de Steve Rhodes, fundador de BaanTu 2.0. La versión en inglés está a la venta desde hace 6 años. El libro se puede comprar exclusivamente en Amazon, en formato Kindle, para leer en cualquier dispositivo electrónico donde se tenga instalada esta aplicación gratuita y también en formato libro de bolsillo. Los mejores precios y tiempos de entrega se consiguen accediendo a los almacenes de Amazon en tu país de origen. También se puede ver el índice o leer las primeras páginas en línea, en la versión Kindle.

El libro es una buena historia, por encima de todo. Una historia interesante, un relato apasionante de ciencia y de ciencia ficción. Igual que Julio Verne se anticipó en sus relatos a la llegada del hombre a la Luna, asimismo este libro de Rhodes nos lleva a imaginar las próximas conquistas y experiencias por vivir en este universo. Contiene la información esencial para comprender el sustrato cosmológico que le fue aparentemente transmitido a Ra Uru Hu en su encuentro con la Voz a comienzos de los años 80, en la isla mediterránea de Ibiza.

La lectura de este libro es sumamente interesante. Se necesita de una capacidad mínima de abstracción y de digestión para absorber las muchas capas de información que se han concentrado en un pequeño libro de bolsillo. Un milagro, por este precio y en tan pocas páginas. Un esfuerzo que vale la pena disfrutar y agradecer a Steve Rhodes, que publicó ya la primera edición en inglés, en el año 2012.

El libro tiene varios niveles de comprensión y sería una lástima quedarse en el puro relato de la excelente historia que cuenta o intentar darle una pátina de new age, religiosa o de espiritualidad de algún tipo. Si entendemos las experiencias místicas o metafísicas como información que aún no somos capaces de entender o procesar desde la física y/o la biológía, en nuestro actual nivel de conocimiento, entonces tenemos la clave para entrar, sin despistes ni distracciones, en el inmenso y apasionante contenido de este libro.

Lo que llamamos “conciencia humana” es el Programa al que se hace referencia en El Código de Dios: el Programa de la consciencia del universo evolucionando, percibida por nuestros limitados sensores terrícolas. Nosotros somos parte activa de ese Programa de conciencia universal, llevamos siendo actores de ese Programa de la conciencia desde hace 14.000 años y hemos ido mutando una y otra vez al ritmo del tam-tam de ese Programa. Somos, también, los programadores, el Programa y, al mismo tiempo, venimos programados por él a través de los neutrinos.

Algunos Cristales de Conciencia  hemos encarnado en la forma y otros no lo han hecho nunca, pero todos estamos contribuyendo a este inmenso e intenso proceso infinito que es la evolución. En la actualidad somos la única especie, “homo sapiens in transitus”, consciente de su propia existencia, al menos en el planeta Tierra. Y es muy posible que nosotros mismos seamos los «extraterrestres» del futuro…
A través de nuestra cognición, vislumbramos apenas cómo funciona a nivel macro del gran Programa de la conciencia universal. Cada ser humano es, apenas una pequeña célula, un átomo de amor,  inserto en este gran organismo vivo, que realiza su función sin saber a ciencia cierta cómo y de qué va el todo. Pero tenemos teorías, sueños y esperanzas sobre todo ello. Muchas veces nos amarramos como a un clavo ardiendo a la esperanza que nos dan las religiones, o las creencias espirituales de tal o cual índole.  Hemos desarrollado teorías de la esperanza para superar la angustia que supone tener que atravesar la muerte física en esta bio-forma que habitamos temporalmente.

La Profecía de Ra Uru Hu resume y condensa una historia que fue revelada, por primera vez, en el año 1987. Por el momento es una historia, pero se van cumpliendo muchos de sus presupuestos. Ra, el fundador del SDH, del que BaanTu 2.0 es la más reciente mutación, no es el único que tiene una historia para explicar el momento que vivimos como individuos y como especie en este universo mutante. Diferentes culturas de todos los tiempos han contado diferentes versiones e interpretaciones de este gran cambio que estamos viviendo ya desde 1987 y tienes sus relatos cosmológicos. La astrología oriental, la occidental, los mayas, los Dogon, etc.. todos han contado y sabido partes de esta historia del pasado, presente y futuro de nuestro Planeta, nuestro universo y nuestra especie. Como seres con voz, adictos y víctimas de la palabra, hemos ido contando relatos para explicar, de generación en generación, de Era en Era, de Ronda en Ronda, nuestra pequeña historia en el gran Programa, y transmitirla de generación en generación.

La bio-forma en la que se desarrolla nuestra conciencia humana, que solemos llamar cuerpo físico, ha ido evolucionando a través de mutaciones a través de los siglos. Sin embargo, parecería que esta bio-forma no da más de sí… parecería que es necesaria una nueva especie, una nueva forma o bio forma para que la consciencia se siga desarrollando hacia esa añorada idea de Unidad. Por una parte, esto significa que el fin de nuestra especie, el homo sapiens, podría estar cerca. Por otra parte, también parece obvio que hemos vivido el máximo de nuestras posibilidades como raza, a nivel tecnológico y de bienestar, en los últimos años, y que ha comenzado el declino del estado de bienestar y de todos los sistemas y organismos comunitarios que habíamos creado en este proceso de socialización y desarrollo. No es que todo vaya a desaparecer de la noche a la mañana, pero los ciclos de la vida nos indican que todo lo que sube, baja… Y que todo tiene un fin.

En ese caso, en el caso de que esta historia, que por ahora es sólo una historia, fuera o sea cierta, en todo o en parte cierta, nos pondría en una situación única de la que merece ser conscientes. En ese caso, estaríamos en estos cuerpos, que serán unos de los últimos que podrán vivir la experiencia humana, su proceso de individuación, su capacidad de ayudarse y de vivir humanamente en tribus y colectivos de apoyo. Pronto, nuestra especie dará literalmente a luz a otra especie que sería radicalmente diferente.

A parte de una hermosa melancolía que siempre acompaña a la experiencia de los finales, siempre tendremos la oportunidad de vivir al máximo nuestra diferencia, nuestra humanidad, dar lo mejor de nosotros, con la mayor autenticidad y cerrar este ciclo para seguir siendo actores, quizás, en el próximo ciclo o plan del Programa de la Consciencia. Cerrar con honor y con honores, este increíble ciclo de la consciencia universal, en la parte que nos toca y que nadie más puede hacer por cada uno de nosotros. A partir del 2027 empezarán a verse los cambios radicales y arribará la nueva especie. Pero el cambio ya es visible, ya comenzó.

La programación de los neutrinos, a partir de 2017, dejará de estar enfocada en nosotros, humanos, para sostener la supuesta nueva raza, el Rave… Para entonces y desde ahora será importante estar abiertos y receptivos a nuestra propio diseño cognitivo único, que nos servirá como guía hasta el final. En la Gráfica de BaanTu encontramos lo esencial de ese diseño. Se trata de seguir las pistas que son adecuadas para cada uno de nosotros y de nuestra supervivencia individual y colectiva como especie. No queda mucho para que el Programa deje de pensar en nosotros, aunque nosotros sigamos aquí. La extinción de nuestra raza empezó el mismo día en que nació el primer homosapiens, como nuestra muerte individual empezó el día en que nacimos. Ninguna forma es eterna en este universo, pero esos Cristales que nos animan, nos sobrevivirán y seguirán construyendo la consciencia en otras formas.

Nosotros somos esos Cristales. Siempre lo hemos sido… y también estaremos construyendo la siguiente fase de esa consciencia universal, única, que siempre hemos soñado y que, en esta forma, no ha sido posible experimentar totalmente debido a la paradójica homogeneización de nuestra sagrada diferenciación. Bienvenidos al futuro.

¡Vaya viaje bonito es esto de ser humano! Como también lo es dejar de serlo… y ofrecer conscientemente el testigo a lo que venga después…

Ojalá que te pueda enriquecer tanto este libro como a mi me ha enriquecido y conmovido su traducción al español.

(C) Victoria Malvar /  El Sendero de Individuación
Traductora de BaanTu al español. Certificada por la Academia BaanTu 2.0 (2017 y 2018)
WEB: www.baantu.com
@LaProfecíaDeRaUruHu (FB) / @BaanTuenespanol (FB) /  #BaanTuES (INSTAGRAM)

Cómo llegué a BaanTu

Cómo llegué a BaanTu

Me han preguntado algunas personas cómo llegué y por qué me interesó BaanTu. Aquí os dejo este pequeño cuento, para ilustrarlo.

Comencé a usar el software en línea de BaanTu hace varios años, como tantos otros estudiantes, exploradores o curiosos del ingente Sistema de Diseño Humano (SDH). De BaanTu me llamó inmediatamente la atención su software, que ofrecía, ya entonces, a un precio asequible, una tremenda funcionalidad. Pero no fue hasta 2014 cuando empecé a interesarme seriamente por su mensaje particular, como una mutación válida y lúcida del mensaje original de aquel otro sistema. Leí los libros ( hoy retirados del mercado: Human Design 2.0 y Cómo leer una Gráfica) que Steve Rhodes, fundador de BaanTu, había publicado por entonces en inglés. Reflejaban su propio proceso paulatino de depuración de lo aprendido en la escuela de Diseño Humano (SDH) con  Ra Uru Hu como su maestro.

Steve no es el tipo de alumno ni de persona que repite lo que le dijo un maestro sin testar la validez de la información. No busca hacer entrar con calzador la práctica en la teoría, sino todo lo contrario. Lo que no funciona en la práctica, lo descarta. No es un creyente ciego en nada y, por ello, aporta valor al mensaje en el sentido de que lo dota de una estructura ligera, sólida y práctica, enfocada en la experiencia. lo consigue al desnudar y someter lo recibido, a un cuidadoso testado no sólo sobre sí mismo sino en muchos clientes que han recibido sus lecturas.

Cada vez me sentí más atraída por BaanTu. Tenía mucho que ver con mi propia percepción de cuáles eran los puntos vulnerables del SDH, aquellos que nunca me hicieron click, que me distraían de lo esencial y me llevaban constantemente a anclarme en el territorio de la mente y la confusión que todo ello trae, especialmente para un ser receptivo como yo. Tanto fue así que decidí tomarme un tiempo y una distancia prudencial de todo lo que tenía que ver con aquel conocimiento, aún reconociendo su valor intrínseco y la resonancia que había allí para mí. Sin embargo, regresé a él por varios caminos y diversas sinrazones. Cosas del Programa y de la lúcida dirección que me aportó un querido amigo y despierto ser humano. En la versión mutada y mutante que es ahora BaanTu me sentí mucho más cómoda: una estructura sencilla, que aporta profundidad, claridad, y coherencia con el mensaje original, incluso más que la propia escuela oficial en muchos casos.

Yo venía de un largo e intenso viaje de exploración por otra escuela mutante del mismo SDH, Las Claves Genéticas, investigación que había llegado a su fin para mí. Durante los años 2017 y 2018 participé en los programas académicos de BaanTu, en inglés, con Rhodes. No me interesan especialmente los Certificados en este tipo de materias y conocimientos. Me interesa la investigación, la exploración activa y despierta que aporta un valor añadido y que vive en el pulso de la mutación permanente.  La Academia de BaanTu fue una excelente manera de entrar en ese contexto de exploración abierta a la crítica del conocimiento inicial. Apreció de Rhodes su precisión en la transmisión del mensaje, la falta de vanidad y de apego con que lo transmite, así como su capacidad de desmitificar, desmontar y reorganizar algunos conceptos del SDH, poniendo por delante lo que es constante y por lo tanto, de más valor en la contemplación. 

Tomado de El Código de Dios, de Steve Rhodes

En aquel encuentro con la Voz le fue otorgada a Ra una explicación cosmológica de cómo funciona el Programa del Universo, de la vida y de lo que pasa con nosotros, los humanos, en todo eso. Habla de comienzos y finales. Lamentablemente no se le ha dado ni prioridad, ni importancia a la Cosmología en la escuela oficial, especialmente en lengua española, que va más retrasada, respecto del mundo anglosajón, que aquella en lo que respecta a la transmisión de muchos materiales y niveles de conocimiento, especialmente de los «cursos grises» como los llamaba Ra.  Pero para esos pocos, es un mensaje vital. Era mucho más fácil cómodo vender el SDH, creado por él, que transmitir el mensaje recibido de la Voz, de vital importancia para tantos, especialmente en estos días..  Pero el mensajero no es la Fuente, no lo olvidemos. De ahí que nuestro sistema de discernimiento individual sea la mejor guía para movernos por el mundo, más allá de las creencias propias o ajenas.

Otra razón por la que apreció BaanTu es porque aporta un valor fundamental a la natural mutación de un conocimiento, en un momento de la historia donde tenemos la última oportunidad de ser humanos: humana y sencillamente humanos, cada uno en nuestra diferencia.

Conocer las bases de esta Cosmología del Rave, la base del SDH, es relevante para la aceptación y el despertar a la propia diferencia en este momento evolutivo de la Tierra, de la humanidad. A menos de diez años del mítico año 2027 me parece fundamental contribuir a la divulgación de aquel mensaje. Los aspectos sobre la muerte y el tránsito desde nuestra bioforma, cómo abordar la llegada y la convivencia con la nueva especie y los cambios en cómo nos afectará la mecánica de el Programa son los tres puntos prácticos, fundamentales, que todos deberíamos comprender. También y, sobre todo, porque lo primero es lo primero, y el orden cósmico es algo que nos conviene honrar, ya que vivimos en este cosmos, con sus reglas y movimientos. El hacerlo nos aporta coherencia y claridad. La Cosmología del Rave es el origen del SDH, se honra profundamente en BaanTu y se explica sencillamente en uno de los libros de Rhodes, La Profecía de Ra Uru Hu.

A finales del 2018 comencé el proceso de traducción del libro de Steve Rhodes, El Código de Dios, que en febrero de 2019 ha visto la luz para el mundo de habla hispana.

BaanTu 2.0, el software, y El Código de Dios, son el espejo del momento de destilación al que ha llegado Steve Rhodes hoy. BaanTu 2.0 ya no es el SDH ni una versión. Es otra manera de leer la misma (casi) Gráfica basada en un respeto profundo por el orden original en que funciona nuestra diferencia.  Yo tampoco soy creyente ciega en ningún sistema o enseñanza. Sin ser perfecto, ni ser la única respuesta ni, por supuesto, la única verdad,  BaanTu se alinea con la realidad cosmología que estamos viviendo y en la que es vital que exploremos profunda, individual y vivencialmente, momento a momento.

Por eso mis Lecturas de la Gráfica de BaanTu se llaman Lecturas extendidas de BaanTu (SIMMS) y las llevo ofreciendo durante algunos meses ya entre mis servicios. En ellas incorporo acordes esenciales que, desde mi experiencia, se han perdido en la última fase de depuración que ha hecho Rhodes desde Human Design 2.0 hasta BaanTu 2.0 y que, a algunas personas, no a todas, ni en todo momento, les resultan pueden resultar muy esclarecedoras. También amplio la lectura en la dimensión de las mecánicas emocionales y de los potenciales laborales o colaborativos, para quien estos aspectos son de interés o de valor en un momento determinado.

La Gráfica de BaanTu es excelente, también, para Lecturas de una Relación. Ofrece una riqueza de matices y pistas claves en lo que respecta a los potenciales y las vulnerabilidades en una relación. Una información  valiosa para darse cuenta y honrar lo que es, tal y como sea, en cada uno de nosotros y de nuestras relaciones.

Si estás interesado en alguna de ellas, conecta conmigo. A partir de comienzos de abril de 2019, estaré disponible, y ya hay lista de espera. No es un servicio que ofrezco de forma continuada, pues exige de mi tiempo y energía, aunque me encanta hacerlas. Si te interesa, ponte en lista.

(C) Victoria Malvar, 2019
Graduada por la Academia BaanTu 2.0 (2017, 2018)
Traductora al español de los libros de Steve Rhodes
WEB: www.baantu.com
@LaProfecíaDeRaUruHu (FB) / @BaanTuenespanol (FB) /  #BaanTuES (INSTAGRAM)

El asombro ante el espejo BaanTu 2.0

Una de las mejores maneras para adentrarse en el libro-espejo de tu propia naturaleza, que es EL CÓDIGO DE DIOS, y el Software asociado, BaanTu 2.0 es recibir una Lectura de tu Gráfica de la mano de alguien que tenga experiencia suficiente y un conocimiento adecuado de la materia. Ayuda a no perderse en reflejos ajenos y/o condicionados y a descubrirse con naturalidad. Por eso una Lectura de la propia Gráfica con un Graduado por la Academia BaanTu es, a menudo, un excelente catalizador de la comprensión.
 
Otros, sin embargo, prefieren ir adelante leyendo el libro y usando el software. Se demorarán más tiempo en encontrar la información que no está expresamente escrita en los párrafos del libro, pero que está disponible a simple vista en la Gráfica para quien sabe cómo poner en conexión la información que no es evidente, ni lineal y que surge del diálogo entre símbolos, datos, tránsitos, centros, números y colores.
 
Como todo espejo, BaanTu nos ayuda a darnos cuenta de lo que hay. Y lo hace en cada momento, por eso, despacito, nos va conduciendo a una comprensión cada vez más profunda de nuestra función y nuestro encaje en el engranaje cósmico.
 
BaanTu es un herramienta espejo, sin juicio, con el potencial de desarrollar autocompasión y compasión por los demás, y de facilitar el fluir de las relaciones y de nuestras vidas.
 
Es muy gratificante para mi, días como hoy, en que recibo el comentario de una persona a la que realicé una Lectura extendida de su Gráfica de BaanTu (SIMMS) y me cuenta lo bien que se siente en su piel, sin necesidad de justificarse, ni traicionarse. Su propia naturaleza se va relevando y poniendo en primera fila desde que recibió la Lectura de BaanTu, porque se ha permitido estar en sintonía con el reflejo que ha recibido. Y al hacerlo, ha encontrado coherencia, fluir y relajación en ello.
“ Después de escuchar los audios muchas veces y del encuentro en línea he podido sentir en las palabras de Victoria un profundo resonar con muchas verdades de mi interior que hasta ahora estaban veladas y ocultas, y me ha servido para empezar a ver con claridad muchos aspectos de mi Ser que por no conocerlos en el pasado me produjeron desconcierto y pesar, por sentirme diferente o incomprendido.
Del mismo modo, siento que, con este proceso guiado por Victoria, estoy accediendo a un nuevo nivel de sabiduría, de mi propia sabiduría, de aquella con la que el Todo me dotó, lo cual me hace sentir vibrante y emocionado por entrar a esta aventura de autoconocimiento real y práctico que me empodera para seguir con mas paz, poder y equilibrio navegando el Océano de la Vida”
Dani
No hay nada mejor que honrarse a si mismo y la propia diferencia, tal como cada uno sea. Si ese paso, la vida carece de un sentido profundo y tampoco se puede reconocer la diferencia de los demás.