Select Page

La ballena desciende
a las profundidades del océano
de si misma
en busca de nutrición

Reposa en la superficie,
con los suyos, entre una y otra zambullida

Así mismo
la Gracia desciende sobre
los que descienden
en las simas más profundas de sí mismos
totalmente
mientras descansan en los brazos
de la quietud
exhaustos de abluciones
en la sagrada herida.

(C) V. Malvar, octubre, 2018