SOMBRA

Me naces desde los pies
Te observo, me giro,
tiemblas;
te contoneas ingrávida,
reina de la pena negra.

Habitan en ti
el torbellino,
el gen rancio,
lo atorado.

Persistes en retiradas,
te amarras a mi pisada,
a mi estado,
a mi presencia,
y revives encendida
cuando creo que te huyo.

La luz que te da la vida
al amparo de una hechura
ensombrece la derrota
que delata tu existencia.

© Victoria Malvar, 2001
Sherpa de Vidaen El Sendero de Individuación