DE LA AUTOESTIMA A LA AUTOCOMPASIÓN: CADA SOMBRA CONTIENE UN DON 

En el mundo del coaching y de la psicología aun se sigue usando este concepto tan caduco para los tiempos del universo en el que vivimos: autoestima. Es ese concepto que hay que tener «bien alto», cueste lo que cueste. A menudo esto se hace a cualquier precio: a veces el de la propia esencia.

Podríamos decir que la visión conceptual de la autoestima es la Sombra, y el Don que oculta aquella sombra es la autocompasión. Ésta se basa en el valor interno de una persona, incluyendo sus partes limitantes y frágiles, no sólo los talentos y las capacidades diferenciadas y únicas. Es decir, la autocompasión es una visión integral e integradora de la persona. La autoestima, por su parte, es un concepto basado en encajar con un patrón de perfección externo y se sustenta en la negación de la propia sombra o limitación, que va directamente proyectada sobre los otros de «allá afuera». 

Un verdadero Sendero de Individuación encaminado hacia la prosperidad armónica se basa en la autocompasión. Y, por lo tanto, evita la trampa de la autoestima. Esta trampa, fundamentada en un viejo modelo de competitividad, se construye una autoimagen basada en rasgos narcisistas, donde nos creemos especiales, nos  colocamos por encima de la media. Por supuesto, de todo lo que va mal en nuestra vida la culpa o responsabilidad la tienen otros.  

Así, cuando hacemos algo que no nos parece excepcional lo sentimos como un fracaso y nos baja la “autoestima”. La estima o autoestima, es pues, un término ligado a las subidas y bajadas, además de manipulado por la culpa, la vergüenza y la negación de la propia sombra. En una cultura que sobrevalora el logro personal y cree en él, cuando no alcanzamos una meta que nos hemos fijado, nos sentimos fracasados y culpables.  

Ahí es donde entran en juego esos rasgos ególatras, para engañarnos y también, engañar, de diferentes maneras. La primera forma de subir la autoestima ( sinónimo de inflar el ego) y menospreciar a los demás es pasarles “el marrón” de la culpa. Así uno se mantiene apegado a la imagen positiva de sí mimo y no necesita aceptar los propios limites o puntos flojos. Desde esa negación es improbable que mantengamos el contacto con la realidad. Más bien, la persona en situación de subirse la autoestima cae en la postergación o en la ley del mínimo esfuerzo 

La autopromoción es un estilo de vida actualmente.
Para muestra, un botón: mira las redes sociales y lo verás claro.
 

Nadie quiere parecer mediocre y el brillo de los otros parece que pone en evidencia nuestras debilidades cuando vivimos desde la autoestima. De ahí que exista la crítica despiadada al otro, al competidor, que es la manera más rápida de subir la propia auto-estima y tener una buena sensación, aunque sea por un momento.

La desconexión y el aislamiento son las consecuencias de este comportamiento. Una soledad a veces no visible, en personas que están rodeadas de mucha gente, pero que no conectan con nadie en realidad, a un nivel íntimo o profundo. Toda esta enrevesada trampa de la auto-estima se cura con el bálsamo de la auto-compasión. 

Auto-compasión es la aceptación de lo que somos, de nuestros valores y debilidades, como un conjunto indisoluble, un yin-yang personal e intransferible, perfecto para rodar en el camino de la propia vida. 

Aprender auto-compasión es más difícil que ser compasivos con los otros, pues nos volvemos, a menudo, nuestros más fervorosos críticos. Nos conectamos con el sufrimiento del otro; pero ¿qué pasa cuando se trata de abrazar el nuestro? 

¿Por qué no somos compasivos con nosotros mismos?
¿Cómo te gustaría ser tratado ante su situación difícil?
 

Haz una lista de todo lo que harías por otro en tus circunstancias y comienza ya a dártelo o a pedirlo. Respeto, ayuda, no-juicio, enfoque en soluciones, palabras de reconocimiento, una mirada dulce, una caricia, una sonrisa, un chiste…  puede que sean algunos puntos de tu lista 

La educación y la socialización que hemos tenido la mayoría de nosotros no ayuda en este camino, pues mostrar las vulnerabilidades o tener un momento emocional, va en contra de las enseñanzas que hemos recibido.  

Pero entonces ¿cómo puede uno cuidarse, sin alimentar la sombra de la autoestima a base de compras o de selfies? ¿cómo cuidarse y cuidar desde la autocompasión? 

Ser amable con uno mismo y tomarse los errores como oportunidades de aprendizaje, son dos piezas básicas de este modelo de cuidado personal. Si nos miramos como un valor donde los límites y vulnerabilidades marcan el perímetro de nuestro ser talentoso y le dan forma, podemos comenzar a jugar con esa imagen y reconocernos, sin culpa y sin vergüenza, desde la pura integridad.

El concepto de autoestima va muy ligado a la búsqueda del reconocimiento exterior, de la autoridad externa, y la vergüenza es el telón de fondo. Sin embargo, en la autocompasión sabemos que el valor individual viene por haber nacido, que somos indispensables para el universo hasta que dejamos de serlo en esta forma. La autocompasión y el autocuidado son derechos y deberes de nacimiento.

Cuando en El Sendero de Individuación hablamos de que cada persona es única y tiene un diseño diferenciado (que es también su valor y su misión), lo que estamos diciendo es que cada persona tiene una aportación única que realizar en el mundo, con la que impactará en otros, en todos los demás, en este universo multidimensional e hiper-conectado.

La experiencia humana es, de alguna manera, imperfecta, porque está limitada por la forma física, a la que a veces es más que difícil adaptarnos. Esa “imperfección” se llama dolor, sufrimiento y es compartida por todo el género humano. Ahora mismo, todos en el planeta, de una u otra manera, estamos conectados en el dolor que trae consigo a tantos niveles la pandemia de Covid-Sars2. La compasión es inclusiva e incluye a todo el género humano dentro de nuestra propia humanidad individual diferenciada. Como sucedáneo, surgen todos los -ismos (fanatismos, etc) en los que un grupo se siente superior a otro. Están muy de moda esta temporada.

El dolor trae consigo una potente información, que perdemos si lo negamos o lo evitamos. Una información que nos conecta con nuestro potencial interior, negado o ignorado. Hasta que una persona no conecta con la fuente de su dolor interno, no puede percibir los movimientos o señales que le llevarán a dar un cambio o salto de comprensión.

La resistencia acrecienta el dolor.

Aceptar que la vida no es cómo queremos que sea y que nuestra «perfección» es imperfecta y no se ajusta a ideales humanos sino a proyectos biológicos es dejar de sufrir.

En este tiempo del universo, elevarnos desde el concepto de la autoestima al de la autocompasión, es urgente e importante. En la autocompasión está la llave de la plenitud.

Para respetar, permitir y aceptar tu individualidad diferenciada, con sus luces y sus sombras, nada mejor que una sesión de consultoría Genius. La compasión y la auto-compasión son parte de nuestra visión.

¿Cuál de los diferentes formatos de sesiones que ofrezco como entrenadora y consultora certificada GeniusReport® para aceptar y vivir tu diferencia te va mejor en este momento? 

Conecta conmigo y vemos qué es lo que mejor te encaja contigo en este momento.

 

Victoria Malvar /  www.senderodeindividuacion.es

Consultora y entrenadora Genius Report® / 64Keys  (español, inglés, italiano)
Sendero de individuación®

Traductora e Investigadora de diversas mutaciones del SDH (BaanTu, Las Claves Genéticas, 64 Keys, GeniusReport…). Ofrece sesiones de consultoría, entrenamiento y counseling en todos estos campos.
Filóloga, escritora, conferenciante y traductora con amplia experiencia de liderazgo en Gestión Cultural y en formación para adultos. Consultora sistémica (constelaciones familiares y empresariales), se apoya en poderosas herramientas, físicas y/o cuánticas, para liberar profundamente la tensión y el trauma alojado en nuestro sistema nervioso. 
Sesiones de desbloqueo emocional y multidimensional, también a distancia.
Operadora T.R.E 
para la liberación del trauma profundo (Talleres y Sesiones individuales)
Formadora autorizada de Consultores GeniusReport / 64keys
 en español
Formatos de consultoría: sesiones individuales, talleres grupales y formación. En línea y presencialmente.
Un curriculum más detallado lo encuentras aquí. Y aquí mi propio GeniusReport

 

 Webs:
www.senderodeindividuacion.es   /     www.victoriamalvar.com   / www.lasclavesgenéticas.com